lunes, 30 de diciembre de 2013

Para despedir el año 2013.

Para despedir el Año 2013 y felicitar a las personas amigas, esta mañana fui a pintar un par de horitas. Este es el resultado. Feliz Año Nuevo para todos.

lunes, 23 de diciembre de 2013

¿Dónde van las almas de noche?


¿Dónde van las almas de noche?


De noche las calles se inundan de almas con olor a muerto. Nunca nadie lo podía haber descrito mejor que el sereno. Están tan acostumbrados a mirar…
A las 0:56 de cada día yo ya soy un muerto viejo. Todo se inicia sobre las 11:30 cuando el alma comienza a despedirse de mí para ir a sus quehaceres nocturnos. A cada instante se va haciendo más vaporosa, se va diluyendo hasta desaparecer.
¿No te conté que yo de noche, cuando duermo, no tengo alma, que soy un muerto?
Hay días, de cuando en vez, que no se disuelve totalmente, quedan grumos. En esos días hasta sueño. Dicen mis hijas que me oyen roncar en el silencio de algunas madrugadas.
Más tarde, cuando canta el gallo un par de veces, (las tres fue con San Pedro y a mí no me alcanza para tanto), comienza a recomponerse para el nuevo día. En esos momentos es débil, tierna, es como un alma recién nacida. Sonríe sin motivos, llora con menos aún, se ilusiona, se duele y se queja de lo que la hago sufrir. Es decir, nos ajustamos las cuentas que quedaron pendientes de la noche anterior.
Nunca me acompaña al cuarto de baño porque dice, la ingenua, que no quiere verse sus cicatrices en el espejo. ¡Creo que esta alma mía tiene espíritu y modos de torero supersticioso! Me cruzo con la aurora que, con sus ojos de rosa dormida, también prepara su amanecer y a las 7:30 vuelo por la carretera en busca de tus Buenos días.
Antes de ello me quedan otros saludos. El de la palmera que abre el aparcamiento de los coches. El del rosal con tres rosas rojas en la punta del tallo que lo vigila (Para vigilar el aparcamiento se necesitan seis ojos). El del operario que está de guardia es el último saludo antes de abrir el ordenador. A continuación miro el correo, (amo el correo) que me trae tus Buenos días y tu estado de ánimo ¡¡a las 0:56 horas!! Mujer, casi no dejaste al día que naciera…!
Me culpo de todos tus pesares y me arranco del tallo más tierno que encuentro Cinco Minutos que te regalo como parte de mi vida ¡Qué sabio es tu sereno! ¿También es brujo?
¿Quién le habrá contado que yo a partir de las 11:30 soy un muerto?

Afortunadamente cada mañana resucito, sin fallo del despertador.

jueves, 19 de diciembre de 2013

Me siento engañado.

Me siento engañado. Por el pascuero que no espera el paso de los Reyes Magos para cambiar su rojo al verde, por la noche que me adormece para que no vea cómo se convierte en día, por las miradas de tus ojos que pasan de largo y me desprecian como diana, por Facebook que me indica que tengo 30 Amigos. Me siento engañado por mi propia inocencia, que me empuja a creer que soy una buena persona.

domingo, 15 de diciembre de 2013

Dicen que...


Dicen que momentos antes de caer la noche es cuando mejor se ve, otros afirman que sólo se puede decir que un viento es “nuestro viento” hasta que  huye después de rozar tu cara, ni una sombra, ni una canción, ni una película, nada nos pertenece si previamente no la hemos compartido con una persona amiga, quizás amada.  Sin embargo las soledades son todas nuestras, el dolor  de ausencias nos hiere sin contagio, sin derrama, sin reparto. Las ventanas cerradas saben mucho de estas cosas y aunque camines por medio de la calle no te llegarán siseos desde ninguna  acera. Sólo queda esperar que llegue la madrugada y se acurruque junto a tus ojos dormidos para compartir sueños. Entonces sí que será nuestro el amanecer.

sábado, 14 de diciembre de 2013

Cada soledad tiene su propio silencio.


Cada soledad tiene su propio silencio. El banco abandonado en la umbría del parque, un paraguas colgado en el trastero, la ropa de invierno en el armario, aquellos  recuerdos que nunca nos abandonan, todos esperan callados su propia compañía. Los silencios pudren todas las soledades  hasta que  van cayendo heridas por el tiempo, abandonadas, sumidas en el desamor de los olvidos, siempre esperando despertar de sus letargos.

Lo pinté para el fondo de nuestro Belén.


La extensión de este lienzo me abrumó, como a cualquier principiante.

jueves, 5 de diciembre de 2013

Cinco minutos para escribir, dos para leer y diez segundos para borrar

Cinco Minutos.
Esta mañana no quiero ser vara de mimbre, ni caña de la ribera de mi laguna. Ni siquiera aneas que nacen y mueren con los pies en el agua. Tampoco me busques entre los granados que comienzan a florecer, ni cerca de las higueras de Montecorto que ya se aprestan a engordar sus brevas tempranísimas.
Esta mañana, si no tienes inconveniente, me gustaría ser un muelle de acero enroscado e...n un eje metálico. Flexible, duro, frío, sin alma, doblado sobre su propia vida. Me gustaría clavarme por el otro extremo a la tierra e irme introduciendo en ella a cada vuelta un poco más.
Ser un medio arco, no necesito ser más, sin ojiva, un arco de medio punto, arco de no-triunfo, sin guirnaldas, sin frontispicio grabado, sin leyendas en latín. Un arco por el que sólo pudieran pasar los elegidos por él.
Esta mañana voy a sorber el café desde la misma cafetera, no quiero taza, ni churros, ni azúcar, ni cucharilla para moverlo. Sólo quiero adornar mi boca con silencios que le vengan a medida, (pará qué las palabras?).
Uno dijo: Son dos palomas. El de al lado : Son dos tórtolas. El de los ojos grises: Son dos pájaros. Me asomé a la conversación y comprendí que, aun siendo tórtolas, parecían palomas. Dí un portazo al cerrar y las puse en el cielo. A lo lejos eran dos pájaros.

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Segunda visita a Ciudad Rodrigo.

En esta ocasión fue una parada para almorzar y tomar un poco de reposo. Veníamos desde Oporto en año 1911 con dirección a Madrid, y viajábamos con el pensamiento puesto en Malaga la Bella.
video





















Nuestra primera visita a Ciudad Rodrigo

video
 
Estabamos de vacaciones en Salamanca el año 2009 y la agencia de viajes decidió llevarnos a Ciudad Rodrigo.