jueves, 3 de agosto de 2017

RESIGNACIÓN


Resignación , o paciencia?


Me estoy haciendo viejo (mayor lo soy desde la niñez). Me faltan fuerzas para levantar en hombros alguna que otra mañana en especial, o tomarla de recostines, para que contemple mis pies desde el entresuelo de la cabeza. Veinte mil pasos doy cada día, ¿cuántos crees que no llevan adherido algún recuerdo tuyo? Más, muchos más. En fin, me resignaré a que los gorriones me despierten a las seis de la mañana. Buenos días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario