jueves, 27 de julio de 2017

Todo el mundo tiene una estrella


Cuando me he levantado esta mañana ya la noche se deshacía en azul y sobre la ciudad flotaba el amarillo de las heridas que han agotado su sangre. No había estrellas. Sólo el lucero del alba mantenía su puesto de farola de los cielos.



Volaba buscando un “¡buenos días!” y al percatarme de que hasta el amanecer tiene su estrella se me vino a la boca un fandango de los tristes. Comencé a canturrearlo para ver si lo arreglaba y el corazón siempre me devolvía el mismo estribillo:



“Todo el mundo tiene una estrella

Yo la busco y no la encuentro

¡Puede ser que yo no la tenga!”



Hoy es el día de santa Inés. Si ves a Inés de Castro no te olvides de felicitarla.



Este fin de semana quiero comenzar las clases para aprender a sentir. Puedes acompañarme si te apetece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario