miércoles, 31 de mayo de 2017

Mis últimos Cinco Minutos

"Para Cristina Chaca, quien me hizo sonrojar tantas veces con sus comentarios.

Mis últimos Cinco Minutos

¡Cuántos pasos dí hasta crear una vereda entre tu casa y la mía!
¡Cuántas idas y otras tantas vueltas, pisando malvas, huyendo de las ortigas y de los cardos!
La vereda era fina, larga, y nos mantenía unidos, como se traban los caballos para que siempre estén cerca de la casa y no se metan en los sembrados. Tú de un cabo, yo del otro. Mi mayor alegría era contemplar cómo se despeñaban por aquel balcón tus risas y cantos.
Ahora que ya cerré casi todos los caminos he vuelto a la misma vereda. No está tu casa, ni el mugido de las vacas en el establo, ni el arado de vertedera esperando a los bueyes, ni siquiera la balanza romana colgada en el árbol.
Estoy desandando la última vereda, nuestra senda, y sólo tengo fuerzas para cruzar el portal, acercarme a la lumbre y esperar que se duerma este corazón viejo y tantas veces remendado. Sé que ya no estás en la casa de enfrente.
No me queda tiempo para intentar nuevos caminos.
15 de Octubre de 2006"


No hay comentarios:

Publicar un comentario